Miércoles 08 Presentación del libro “Rodrigo Rojas de Negri. Hijo del Exilio”

Miércoles 08 Presentación del libro “Rodrigo Rojas de Negri. Hijo del Exilio”

De Pascale Bonnefoy, participa verónica de Negri.On line, Facebook LIVE Casa de la Cultura y las Artes Violeta Parra.

Los días 2 y 3 de julio de 1986, se conmemoran 35 años del Paro Nacional, hecho que   se transformó en un hito de lucha contra la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990). La convocatoria fue realizada semanas antes por la llamada Asamblea de la Civilidad, organización multigremial opositora al régimen cívico-militar, que buscaba una apertura democrática en el país. 

Al mediodía del 2 de julio y mientras la batalla barrial se desarrollaba en las poblaciones, en el centro de Santiago y en el resto de país, estudiantes y trabajadores se manifestaban en pequeñas marchas y mítines relámpagos. 

Ese mismo día, en la comuna de Estación Central, cerca de las ocho de la mañana, los manifestantes fueron interceptados por una patrulla militar comandada por el teniente Pedro Fernández Dittus e integrada por otros 22 militares y tres civiles. La mayoría de los jóvenes protestantes lograron escapar menos Carmen Gloria Quintana, de 18 años, y Rodrigo Rojas de Negri, de 19. 

 El libro “Rodrigo Rojas De Negri. Hijo del exilio” recorre la vida del joven quemado vivo por militares en julio de 1986, junto a la estudiante Carmen Gloria Quintana, durante una jornada de protesta en contra de la dictadura de Pinochet. 

Aborda la infancia de Rodrigo, nacido en una familia porteña comprometida políticamente y activa durante la Unidad Popular y que, como tal, fue duramente reprimida tras el golpe militar. Recorre las circunstancias políticas, la historia familiar y el contexto de la época para dar cuenta de los factores que moldearon e influyeron sobre Rodrigo, incluyendo la prisión y tortura sufrida por su madre, el exilio de gran parte de su familia, su atormentada vida como hijo de exiliada en Washington, Estados Unidos, y las razones que tuvo para volver a Chile en mayo de 1986.  

Es también un retrato inédito sobre el exilio en Washington y el movimiento de solidaridad con Chile en el exterior, y expone el escenario político que se configuraba ese año 1986.  

El libro rastrea los pasos de Rodrigo en los breves dos meses que alcanzó a estar en Chile, en la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, entre los fotógrafos independientes y en las convulsionadas calles de Santiago, en el movimiento estudiantil en la Usach y finalmente, en una población de Estación Central, donde fue interceptado por militares junto a Carmen Gloria. Más allá de la complicidad y responsabilidad de todos los integrantes de las tres patrullas militares que participaron en el crimen, este libro logra individualizar al oficial que vertió combustible sobre sus cuerpos y les prendió fuego. Da cuenta, además, de las condiciones en la Posta Central durante sus cuatro días de agonía, las consecuencias de su muerte en la política exterior de Estados Unidos hacia Chile y en su núcleo familiar, y la impunidad que aún rodea uno de los actos de terrorismo de Estado más brutales de la dictadura militar.

Deja una respuesta